Historia de la Biblioteca

La Biblioteca se inaugura en 1989, junto con la Universidad. En un principio ocupaba dos aulas de la Escuela San Andrés, en Punta Chica. Desde un principio se decidió disponer la colección en estanterías abiertas. Los libros se clasificaron con el sistema de Clasificación Decimal de Dewey para su ubicación física y para el acceso temático alfabético se utilizaron dos tesauros: el Macrothesauro y el Tesauro de UNBIS. El catálogo fue en línea desde sus comienzos, a través del software MicroIsis. A partir de 1990, una aplicación del mismo software permitió automatizar los préstamos.

En 1991 se muda al campus de la Universidad, en Victoria, donde el Arq. William Horsey construía ya dos de los actuales edificios. La Biblioteca primero se instaló en la PB del Edificio Hirsch, para luego ocupar un área de 450 m2 en el primer piso. Recibe allí el nombre de Biblioteca "Ingenio Ledesma".

La colección fue creciendo con compras de libros y suscripciones a publicaciones periódicas sugeridas por los mismos profesores, como así también con importantes aportes de donantes. Se compraron dos bibliotecas personales: la del Embajador Jorge Dellepiane (especializada en filosofía) y la del historiador Luis Arocena.

A medida que la Universidad fue creciendo, y junto con ella la Biblioteca, se hizo necesaria una nueva proyección acorde a las nuevas tecnologías y a los estándares internacionales de las bibliotecas universitarias.

En 1998 se firmó un convenio con OCLC (Online Computer Library Center) para catalogación cooperativa primero y préstamo interbibliotecario después. En noviembre de ese mismo año se adquirió, gracias a la donación de Price Waterhouse & Coopers, el software de gestión integral de bibliotecas, ALEPH. El arquitecto Rafael Viñoly ganó el concurso para el diseño y construcción del nuevo edificio de la Biblioteca.

Con la mudanza, en abril de 1999, se comenzó a usar el nuevo software, se cambió el sistema de clasificación: Library of Congress Classification para la ubicación física de los documentos y los Encabezamientos de materia de la Library of Congress para el acceso temático alfabético. Se adoptó el formato MARC21 para los registros bibliográficos. Se organizó un sector Hemeroteca con estanterías abiertas para la colección de publicaciones periódicas y servicios destinados a obtener todo artículo pedido por un usuario.

El 23 de junio de 1999 se inauguró oficialmente el nuevo edificio con el nombre de "Biblioteca Max von Buch".

La colección se enriqueció significativamente con el aumento de recursos electrónicos, especialmente con la suscripción a bases de datos como EBSCO, Project Muse y JSTOR.

En el 2000 comienza a desarrollarse el nuevo sector: Colecciones Especiales y Archivos. Su acervo se inicia con la colección completa del periódico The Standard, el archivo Miguens, Molino Central Norte y Angelita.

La Biblioteca comienza a participar activamente en varios programas cooperativos internacionales de reconocida trayectoria.